Tag Archives: Violencia de Género

25, Nov, 2019
Contra la Violencia de género

Buenos días compañeras, y compañeros.

    Para empezar, quiero pedir que se entienda este día como el Día Contra la Violencia Machista, porque la verdadera lucha es contra el machismo.

    El motivo de mi exposición es recordar que la violencia no es solo la  física y  el asesinato. También es violencia la opresión, la imposición, la censura, la represión y supresión de la opinión y el deseo, la privación de libertades y el sentimiento de posesión.

    Desde pequeñas se adiestra a las niñas para que sean guapas.

    Voy a cumplir 18 y durante estos años he tenido que enfrentarme a este machismo, y sigo haciéndolo.
    He tenido que convencer de que las mujeres también tenemos pelos en piernas y axilas.

    He aguantado que me digan como tengo que vestir, que no vista ropa ancha, que tengo que ensalzar mi figura porque tengo un cuerpo bonito.

    Me han insistido en que me maquille, así estarás más guapa dicen.

    Que debería arreglarme más, arreglarme, como si estuviera rota.

    Me he tenido que quejar para que el niño no sea el rey de la casa.

    He tenido que explicar que si también me gustan las mujeres no es porque sea una macho o porque no he probado a un buen hombre.

    He aguantado el «con lo guapa que eres cómo es que no tienes novio».

    He tenido que defender mi natural deseo sexual, las mujeres también tenemos de eso.

    Y he tenido que reivindicar que mi opinión importa, entre otras cosas.

    Me han hecho sentir inferior e irrelevante. Me han dañado y ha dolido.

Aún queda camino, pero:

    Llevo pelos en MIS piernas y MIS axilas.

    No soy descarada, defiendo mis convicciones.

    Soy bisexual.

    No me callo, porque mis sentimientos importan.

    Tengo estrías y grasa en el abdomen.

    No soy débil.

    Visto ropa ancha, y estrecha cuando me da la gana.

    No uso sujetador.

    No acostumbro a maquillarme, pero lo hago si me da la gana.

    No tengo novio.

    Y sí, naturalmente, me masturbo.

    Con todo esto, soy una mujer.

    Soy una mujer.

    Como todas mis hermanas.

    Una mujer preciosa.

    Os voy a presentar a una de las personas más brillantes que ha pisado este mundo, él es Roy Galán. Un escritor que escribe sobre temas de interés social y que divulga su trabajo a través de las redes sociales. Roy es una de mis personas favoritas.

    En uno de sus textos cuenta cómo será cuando tenga una hija. Dice:

“El día que mi hija nazca no le perforaré los lóbulos de las orejas.

Porque son sus orejas y no las mías.

Le dejaré que elija los colores y la forma de su ropa siempre.

Aunque a mí no me guste.

Porque su forma de ser no me pertenece.

El día que tenga una hija y me diga que ella no es una niña.

Le pediré perdón por haberme equivocado y haber dado por sentado algo sin haber contado con ella.

El día que mi hija folle espero haber podido explicarle que no tiene que hacer nada que no quiera por complacer.

Que la tienen que querer igual cuando dice que no.

Que tiene también que pedir lo que a ella le gusta.

Porque su placer importa.

El día que mi hija se quede embarazada y no quiera ser madre.

Iré con ella para que aborte.

De regreso le diré que es buena y valiente y que la vida sigue.

El día que mi hija tenga miedo a regresar de noche a casa o un jefe le haga un comentario sobre su escote o la traten con condescendencia como a una niña.

Le diré que me gustaría que los hombres fueran mejores.

Más valientes para no comportarse como mierdas que han de refrendar su masculinidad intimidando a los demás.

El día que mi hija me diga que es bisexual o lesbiana.

Lo celebraremos.

Porque la diversidad suma.

El día en que mi hija me vea morir e irme de su lado.

Me gustaría que sintiera que la acompañé sin imposición.

Que la respeté, la vi y admiré.

Que la quise libre.”

    No puedo acabar sin reivindicar la importancia de otras luchas, ya que todas están conectadas entre sí.

    El pasado miércoles 20 de noviembre, fue el Día de la Memoria Trans y el Día de los Derechos de la Infancia. Digo esto porque las mujeres no son solo las cishetero blancas, también lo son las mujeres trans y las niñas trans, porque sí, la infancia trans existe. Y estas mujeres también sufren el machismo, ellas tienen los mismos derechos que yo y que vosotras. Y deben ser igualmente reconocidas.

    Roy Galán dice:

“Las mujeres trans son mujeres desde que nacen.

Las mujeres trans no «eligen» ser mujeres.

No es un capricho reversible.

La esperanza de vida de las mujeres trans es de 35 años.

Y esa esperanza en sus vidas es nuestra responsabilidad.

Las mujeres trans merecen una certeza.

La misma que todas.

Esa que disipa el miedo a ser quien eres.

Pemitiéndote así amar y ser amada.

En libertad.”

    Concluyo afirmando que la falta de empatía es la verdadera enfermedad de nuestra época, y su tratamiento es la introspección.

    Nadie gobierna nuestras existencias.

    Muchas gracias.